Varices

Varices

Característica: Las varices en las extremidades inferiores son básicamente venas cutáneas y subcutáneas onduladas y extendidas que aparecen mayormente en las piernas como consecuencia del flujo sanguíneo retrógrado de válvulas venosas insuficientes. Provocan un estancamiento de sangre desoxidada y metabolitos ácidos en los tejidos de la extremidad cuyo resultado son cambios isquémicos en las extremidades, riesgo importante de cambios inflamatorios y formación de defectos en la piel.

Afecta hasta un 50% de los adultos y en un 1,5% al final aparece una úlcera varicosa. En el origen de la enfermedad influye la disposición innata (menor calidad del tejido de la pared venosa) y factores de riesgo como el trabajo sedentario, postura incorrecta durante el trabajo, embarazo, anticoncepción hormonal, obesidad, tabaquismo, etc. Los principales síntomas de la enfermedad son sensaciones de pesadez, tensión o presión en las extremidades inferiores, dolor, inflamación, ardor, picor y calambres nocturnos. Aparecen desde formas leves de las pequeñas venas ramificadas hasta abultamientos de venas varicosas con pigmentaciones y otros cambios en la piel, apareciendo en su fase final la úlcera varicosa.

El tratamiento es médico (para influir en la calidad de la pared vascular), quirúrgico (escleroterapia, terapia con láser, cirugía tradicional y enfoques mínimamente invasivos). La vena tratada con láser, quirúrgica o químicamente, desaparece y posteriormente es sustituida por una sana sin varices. Si tras el tratamiento el paciente vuelve a cargar el sistema venoso desproporcionadamente, se produce una nueva creación de varices. Para un efecto a largo plazo es necesario constantemente evitar el estancamiento de la sangre en las venas de las extremidades inferiores y así prevenir o retrasar la aparición de nuevas varices.

Uso de la magnetoterapia

La magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia Biomag se puede utilizar tanto durante el proceso de tratamiento, como parte de prevención de la nueva formación de venas varicosas después. Se procede igual que en el caso de las úlceras varicosas en los diabéticos. El efecto vasodilatador y antiinflamatorio de la magnetoterapia en los precapilares y capilares se utiliza tanto para la pierna diabética como para las venas varicosas. Una mejor microcirculación oxida los tejidos y expulsa los metabolitos. También mejora el tono y retorno venosos. Esta mejoría se refleja en el aspecto de la extremidad, pues desaparece la inflamación y se reducen las grandes varices arqueadas.

Modo de aplicación

Para su propio tratamiento y como prevención utilizamos frecuencias de 36-44 Hz con un aplicador plano o solenoide. En caso de dolores e inflamación empezamos con frecuencias de 2-25 Hz a diario utilizando el aplicador plano grande.

La magnetoterapia y las varices - sus consultas

¿Quiere aprender más sobre la aplicación de magnetoterapia para tratar las varices? No dude en ponerse en contacto con nosotros. Responderemos a sus preguntas acerca del uso de magnetoterapia en varices.

Los campos marcados con * son obligatorios.

2013 © Biomag  |   Webdesign & SEO: www.eStudio.cz