La diebetes mellitus es una enfermedad crónica con una permanente inhabilidad para transformar la glucosa que se caracteriza por un aumento de los niveles de glucosa en la sangre y por otros cambios metabólicos de los carbohidratos, lípidos y proteínas.

Las consecuencias de estos trastornos son cambios patológicos en las fibras nerviosas (neuropatía diabética) y en los vasos menores (microangiopatía diabética).

La diebetes mellitus es causada o por la baja producción de insulina o por la resistencia y el cambio en la secreción de ésta.

Las complicaciones (enfermedades secundarias) son: retinopatía diabética que daña frecuentemente a los ojos, nefropatía diabética que daña a los riñones y afecta a su funcionamiento, neuropatía diabética que altera a todas las funciones simpáticas y parasimpáticas, lesión macrovascular que comprende enfermedades de las arterias periféricas, arterias cerebrales y la enfermedad isquémica del corazón.

Al estado de salud además afectan las alteraciones en el nivel de colesterol, hipertensión, arterial, obesidad y tabaquismo.

La magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia no influye en la producción propia de insulina (aunque puede ayudar en la regeneración del páncreas en parte funcional y en el restablecimiento parcial de producción de la insulina), pero sus aplicaciones a largo plazo pueden ser muy útiles para los diabéticos (tanto para niños como para mayores).

Lea los resultados de los estudios clínicos siguientes que muestran la eficacia de la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia en el tratamiento de esta patología.

Estudios clínicos según patologías:

Patología relacionada:: Diabetes mellitus