La osteoporosis es una enfermedad sistémica progresiva del esqueleto en la cual se disminuye la cantidad de hueso, se alteran las funciones y estructura del tejido óseo cuyo resultado es la fragilidad de los huesos y susceptibilidad a fracturas.

Según la OMS se evalúa como una disminución de la densidad ósea por debajo de -2,5 SD en comparación con la población joven.

La masa ósea crece hasta la edad de 25 a 30 años seguido por un período de duración variable de estabilización después del cual viene la caída. En las mujeres, la reducción empieza mayormente después de la menopausia y en un 20% lleva al desarrollo de la osteoporosis.

El efecto de protección lo tienen las hormonas sexuales y la hormona del crecimiento, así como la ingesta suficiente de calcio, vitamina D, actividad física.

En la osteoporosis la rapidez de la pérdida del tejido óseo se debe a una disminución de los niveles hormonales, la falta de minerales y vitaminas, la inmovilidad y baja actividad física, alteración de la absorción, consumo de fosfato elevado, alcohol, algunas otras enfermedades internas del hígado, riñón, etc.

El tratamiento es complejo (hormonal, sustitución de minerales y vitaminas etc.).

Lea los resultados de los estudios clínicos siguientes, que muestran la eficacia de la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia en el tratamiento de esta patología.

Estudios clínicos según patologías:

Patología relacionada:: Osteoporosis, osteocondrosis