La prostatitis, o hipertrofia benigna de próstata, es una enfermedad frecuente en los hombres, cuya frecuencia aumenta con la edad empezando generalmente a partir de los 50 años.

El incremento, hinchazón y los cambios inflamatorios llevan a la emisión dificultosa de la orina y así a una micción frecuente en pequeñas cantides. Es una enfermedad progresiva, cuyo resultado puede ser un funcionamiento incorrecto del tracto urinario inferior e insuficiencia renal.

Se trata de una molestia considerable y supone además un gran riesgo de contraer una enfermedad maligna de próstata.

La próstata agrandada como consecuencia de la hiperplasia prostática benigna se manifiesta con alteraciones de la micción – hablamos de los síntomas del tracto urinario inferior en base de la hiperplasia prostática benigna – y clínicamente se manifiesta con trastornos de vaciado y micción, retención urinaria, infecciones de las vías urinarias, hematuria hasta hidronefrosis e insuficiencia renal. El tratamiento es farmacológico: mayormente alfa reductasa, luego se administan alfabloqueantes, fitoterapéuticos y en casos necesarios la intervención quirúrgica.

Lea los resultados de los estudios clínicos siguientes que muestran la eficacia de la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia en el tratamiento de esta patología.

Estudios clínicos según patologías:

Patología relacionada:: Prostatitis