La Tierra tiene propiedades magnéticas únicas, óptimas para el desarrollo y existencia de la vida.

Se ha demostrado que los organismos vivos producen un campo electromagnético muy débil que permanentemente reacciona con el campo magnético terrestre. Por ciertas razones físicas estas interacciones deben tener una respuesta a nivel de átomos, células, estructuras celulares y de todo el organismo. Ciertamente se trata de una actuación débil, sin embargo continua y sin limitación temporal. Puesto que no tenemos los respectivos receptores específicos correspondientes, por ejemplo un órgano auditivo que detecte ondas sonoras, no percibimos la influencia del campo magnético directamente.

Campo magnético terrestre y la conservación de la vida

El magnetismo terrestre es de unos 0,047 mT. Cierta fluctuación y desviaciones cíclicas de la actividad magnética se deben a los ciclos biológicos (diarios, mensuales, anuales, etc.). Las cinco áreas esenciales para la conservación de la vida en la Tierra, condicionadas por el magnetismo, se pueden resumir de la siguiente manera:

  • orden y mecanismo de operaciones electroquímicas a nivel de las partículas de materia viva más pequeñas,
  • protección contra la diversa radiación cósmica que, de lo contrario, destruiría la vida,
  • gravedad,
  • ciclos de tiempo,
  • orientación en el espacio condicionada por el campo magnético terrestre.
  • Campo magnético terrestre – sus consultas

    ¿Quiere aprender más sobre el campo magnético terrestre? ¿Quiere saber también cómo la magnetoterapia puede ayudar en sus problemas de salud? Póngase en contacto con nosotros. Nuestros asesores profesionales responderán a sus preguntas.

Zákazník

Los campos marcados con* son obligatorios.