Artrosis de las articulaciones - Descripción y tratamiento

¿Tiene dolor en las articulaciones? ¿Le duelen mayormente durante el movimiento y se ponen rígidas durante largos períodos de inactividad? La artrosis de las articulaciones puede causar estas molestias.

Nota:
No utilice este artículo ni ningún otro del internet para determinar un diagnóstico. Sólo un médico puede realizarlo. No posponga la visita al médico y busque una solución a su problema de salud a tiempo.

¿Está buscando solución para dolores, edemas e inflamación?
Ahora con la posibilidad de probar gratis la magnetoterapia Biomag 3D.
Probar gratis >>
Artrosis de las articulaciones: descripción y tratamiento
Fotografía : Artrosis de las articulaciones

Descripción de la artrosis de las articulaciones y las causas

La artrosis articular (osteoartritis) generalmente es una manifestación aislada de artrosis de las extremidades superiores o inferiores.

La artrosis es una enfermedad degenerativa que conduce a una limitación del movimiento y daño de la articulación. Con mayor frecuencia ocurre a una edad avanzada y es causada por un esfuerzo excesivo en las articulaciones.

La artrosis provoca una pérdida del cartílago articular y un aumento en el tejido óseo alrededor de la articulación. Las deformaciones óseas causan dolor que se intensifica con el desarrollo de la enfermedad.

En el desarrollo de la artrosis puede influir:

  • lesiones articulares,
  • daño en el cartílago articular,
  • fracturas,
  • enfermedades reumáticas y metabólicas, sobrepeso y carga excesiva de la articulación.

La artrosis puede aparecer en las articulaciones grandes y pequeñas. Por ejemplo, la artrosis de los dedos de manos y pies.

La movilidad puede ser limitada gravemente sobre todo por las artrosis de las articulaciones grandes como:

  • artrosis de la rodilla – gonartrosis,
  • artrosis de la cadera – coxartrosis,
  • artralgia del hombro – omartrosis.

En estos casos se trata de un estado doloroso que limita la movilidad y que en estados avanzados a menudo requiere cirugía.

Tratamiento de la artrosis de las articulaciones – cómo deshacerse de los síntomas

El tratamiento consiste en aliviar el dolor y frenar el avance de la enfermedad.

Para aliviar el dolor y la inflamación, por lo general, se administran antirreumáticos no esteroideos (inhibidores de la ciclooxigenasa, antiinflamatorios no específicos), que alivian eficazmente el dolor, la fiebre y la inflamación, y tienen menos efectos secundarios que los corticosteroides.

En todo caso es necesaria la supervisión médica para evitar posibles efectos secundarios.

  • Coxartrosis: Artrosis de la cadera.
  • Gonartrosis: Artrosis de la rodilla.
  • Antirreumático no esteroideo: Medicamento no esteroideo contra el dolor, la inflamación y la fiebre.
  • Omartrosis: Artrosis de la articulación del hombro.

Por lo general, se inicia una rehabilitación activa sin esfuerzo y una terapia física de las articulaciones afectadas. También es recomendable el tratamiento balneario para mejorar la movilidad de las articulaciones afectadas, para decelerar el avance y aliviar algunas manifestaciones de la enfermedad como el dolor y el edema.

Se aplica una amplia gama de métodos: masajes, baños, crioterapia, uso de corrientes eléctricas terapéuticas y del campo magnético.

La cirugía (reemplazo parcial o total de la articulación) se realiza tan sólo en estados avanzados de la enfermedad.

La prevención ideal de la artrosis es mantener un peso óptimo, buena condición física y hacer ejercicio de la movilidad articular y muscular.

Dentro del tratamiento fisioterapéutico de algunos síntomas de la artrosis de las articulaciones, la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia desempeña un papel importante, gracias a sus efectos analgésico, antiedematoso, curativo y antiinflamatorio. Mejora la movilidad de las articulaciones afectadas aportando un alivio general.

La ventaja es la posibilidad de uso individual en un entorno de cuidado domiciliario que permite al paciente seguir con el tratamiento intensivo fuera de un centro sanitario.