Artrosis de la columna vertebral - Descripción y tratamiento

¿Le duele la espalda durante el movimiento o incluso en reposo? Una de las causas del dolor puede ser la artrosis de la columna vertebral. Por lo general, la columna se pone rígida y con capacidad de movilidad limitada por las mañanas o tras largos períodos de inactividad.

Nota:
No utilice este artículo ni ningún otro del internet para determinar un diagnóstico. Sólo un médico puede realizarlo. No posponga la visita al médico y busque una solución a su problema de salud a tiempo.

¿Está buscando solución para dolores, edemas e inflamación?
Ahora con la posibilidad de probar gratis la magnetoterapia Biomag 3D.
Probar gratis >>
Artrosis de la columna vertebral: descripción y tratamiento
Fotografía : Artrosis de la columna vertebral

Descripción de la artrosis de la columna vertebral y las causas

La artrosis es una de las enfermedades más comunes del aparato locomotor. La artrosis de la columna vertebral es una forma muy grave de esta enfermedad, que puede llevar hasta parálisis.

Se trata de cambios degenerativos de las vértebras y los discos intervertebrales, a veces con una opresión de los nervios radiculares.

Los trastornos artríticos de la columna vertebral incluyen:

  • espondiloartrosis – enfermedad degenerativa de articulaciones intervertebrales,
  • espondilosis – enfermedades degenerativas de los cuerpos vertebrales.

La espondiloartrosis va acompañada de una formación de protrusiones en las articulaciones intervertebrales. A causa de estos cambios está limitada la movilidad de la columna y oprimidas las raíces espinales. La opresión provoca el llamado dolor radicular.

La espondilosis provoca una degeneración de los cuerpos vertebrales y una formación de prostrusiones de disco. En la etapa avanzada de la enfermedad, estas prostrusiones pueden aumentar tanto que conectan las vértebras adyacentes imposibilitando el movimiento de la columna vertebral por completo. El dolor radicular generalmente irradia a lo largo del nervio.

El dolor suele ser severo. Por lo general, se asocia inicialmente con carga excesiva y en etapas posteriores de la enfermedad aparece incluso en reposo.

No se ha demostrado la causa de la artritis de la columna vertebral.

Sin embargo, en el desarrollo puede influir:

  • esfuerzo físico excesivo haciendo deporte o algún tipo de  trabajo,
  • daño a las vértebras por lesión,
  • algunas enfermedades metabólicas,
  • alcoholismo crónico, el llamado etilismo,

Tratamiento de la artrosis de la columna vertebral – cómo deshacerse de los síntomas

El tratamiento generalmente es conservador, mediante cuidado fisioterapéutico y rehabilitación. También es recomendable el tratamiento balneario.

El objetivo de la terapia es aliviar algunas manifestaciones, sobre todo el dolor y el edema, así como mejorar la movilidad de las articulaciones afectadas y decelerar el avance de la enfermedad.

  • Etilismo: Alcoholismo crónico.
  • Espondiloartrosis: Enfermedad degenerativa de la columna vertebral.
  • Espondilosis: Enfermedad degenerativa de los cuerpos vertebrales.

Se aplica una amplia gama de métodos: masajes, baños, crioterapia, uso de corrientes eléctricas terapéuticas y del campo magnético.

Para aliviar el dolor agudo se administran analgésicos y fármacos que reducen la inflamación (paracetamol) y antirreumáticos no esteroideos (inhibidores de la ciclooxigenasa, antiinflamatorios no específicos como ibuprofeno o diclofenaco, etc.), que alivian eficazmente el dolor y la inflamación.
Sin embargo, no es recomendable tomarlos a largo plazo.

Se recomienda complementar la dieta con suplementos nutricionales en forma de glucosamina, sulfato de condroitina o ácido hialurónico.

En estados avanzados a menudo es necesaria cirugía.

La prevención ideal de la artrosis es mantener un peso óptimo, buena condición física y hacer ejercicio de forma regular para fortalecer los músculos y estabilizar las articulaciones.

La magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia forma parte integrante de un cuidado fisioterapéutico complejo, gracias a sus efectos analgésico, antiedematoso, curativo y antiinflamatorio. Reduce algunos síntomas de la artrosis de la columna vertebral y mejora la movilidad de las articulaciones afectadas aportando un alivio general.

La ventaja es la posibilidad de uso individual en un entorno de cuidado domiciliario que permite al paciente seguir con el tratamiento intensivo fuera de un centro sanitario.

Otra ventaja es la posibilidad de iniciar el tratamiento a tiempo para controlar las crisis de dolor.