Nervios oprimidos, síndromes radiculares (síndrome álgico-vertebrógeno), disco herniado

Característica: El disco intervertebral cartilaginoso que une las vértebras adyacentes está compuesto de un embalaje rígido exterior, el cartílago (anulus fibrosus), y de un núcleo gelatinoso (nucleus pulposus). El desgaste, un movimiento brusco o presión pueden provocar una ruptura de la capa exterior y empujar el núcleo causando así una presión sobre la raíz del nervio espinal.

El resultado es una protuberancia externa (protrusión del disco – la capa exterior del anillo no se rompe, el núcleo protubera pero no abandona la zona del disco, pues este prolapso a menudo vuelve a su posición inicial), o se rompe la continuidad del cartílago exterior y el núcleo protubera fuera (hernia, prolapso). Cuando el disco herniado presiona sobre la raíz nerviosa, puede ser la causa de un dolor severo en la espalda. El dolor aumenta al toser, durante una actividad física o en una posición sentada mucho tiempo.

Debido al prolapso del disco intervertebral o de los osteofitos, o a otros cambios degenerativos en la columna vertebral que actúan sobre la raíz nerviosa, surgen síndromes radiculares (más a menudo en la extremidad inferior). Según el lugar de la opresión, la propagación del dolor varia y surge una serie de síndromes álgico-vertebrógenos, como el bloqueo agudo de la columna cervical (lumbago), dolores crónicos de la columna cervical, síndrome cervicocraneal, cervicovestibular, cervicobraquial, síndromes radiculares en la extremidad superior, dolores en la columna torácica, ciática, dolor crónico en la columna lumbar, síndromes radiculares en la extremidad inferior (L4, L5, S1).

Uso de la magnetoterapia

En los síndromes álgico-vertebrógenos se utiliza el efecto analgésico, miorelajante, antiedematoso y regenerativo de la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia Biomag. Aunque la magnetoterapia de por sí no puede eliminar los cambios anatómicos ya existentes de carácter permanente que requieren una cirugía. Sin embargo, es posible aplicarla como preparación para la intervención quirúrgica y luego en el período de recuperación, y también como prevención contra cambios degenerativos posteriores. Con la administración paralela de antirreumáticos no esteroides, gracias al campo magnético, el efecto de estos fármacos aumenta.

Experiencia del paciente

Utilizo Biomag después de la cirugía de hernia de disco, para relajar los músculos rígidos y contra la fatiga. Estamos muy contentos con el equipo, lo utilizamos cada día.

Regina Křenová, Jindřichův Hradec

He logrado muy buenos resultados con el aparato Biomag en el tratamiento de dolores del sistema locomotor provenientes del síndrome vertebrógeno. También en la circulación sanguínea insuficiente en las extremidades e inflamación ocasional de la vejiga.

Jana Jurčeková, Hroznova Lhota

Llevo 10 años utilizando Biomag. Más me ayuda en la columna lumbar y cervical. Gracias al aparato se acortó el tratamiento del disco herniado.

Adolfa Wieczorová, Radim u Kolína

Modo de aplicación

En los dolores crónicos se utilizan frecuencias de 13-17 Hz con una proporción mayor de miorelajación. En una opresión aguda es preferible al principio aplicar frecuencias analgésicas de 4-8 Hz. Colocar el aplicador en el lugar de la opresión del nervio espinal.

 

Puedes tratar estas enfermedades también

  • Dolores de la columna vertebral
  • Nervios oprimidos
  • Espondilitis anquilosante
  • Artrosis de la columna vertebral
  • Nervios oprimidos, síndromes radiculares (síndrome álgico-vertebrógeno), disco herniado
  • Artritis de la columna vertebral

La magnetoterapia y el disco herniado y nervios oprimidos – sus consultas

¿Quiere aprender más sobre la aplicación de magnetoterapia para tratar el disco herniado, los nervios oprimidos y síndromes radiculares? No dude en ponerse en contacto con nosotros. Responderemos a sus preguntas acerca del uso de magnetoterapia en estos problemas de salud.

Zákazník

Los campos marcados con* son obligatorios.