La curación de la piel después del cáncer mediante la magnetoterapia pulsátil fue objeto del estudio de caso en el año 2011 cuando un paciente se recuperaba después de la cirugía de la glándula salival parótida.

El paciente diagnosticado con cáncer de la glándula salival parótida fue operado y después sometido a radioterapia en agosto del 2007. Su rostro, sin embargo, no sanó después de la cirugía y permaneció igual durante 3 años y medio (véase la imagen abajo a la izquierda). A finales de abril del 2011 el paciente se empezó a aplicar en la cara el campo electromagnético pulsado de baja frecuencia. La imagen de abajo a la derecha muestra su cara 2 semanas después, tras 5 sesiones.

La curación acelerada se debe a que la magnetoterapia pulsátil aumenta significativamente la proliferación y migración. Mientras más rápida sea la migración, menos cicatrices quedan. Esta terapia también contribuye a la fosforilación del VEGFR-2, es decir la activación VEGF (factor de crecimiento endotelial vascular), cuyo efecto es entre otros anti-apoptótico. En otras palabras, el campo magnético pulsado actúa contra la muerte celular programada decelerando el envejecimiento de las células.

La cara del paciente ha mejorado después de las aplicaciones del campo electromagnético pulsado regulares. Gracias a su capacidad de acelerar la curación de la piel dañada, la magnetoterapia es un método adecuado no sólo para pacientes con heridas postoperatorias.

Póngase en contacto con nosotros mediante el siguiente formulario y compruebe usted mismo el efecto terapéutico de la 3D magnetoterapia pulsátil Biomag patentada.

Zákazník

Los campos marcados con* son obligatorios.

Política de privacidad Información adicional acerca del procesamiento de datos personales aquí.