El estímulo adecuado para la curación de fracturas del antebrazo fue objeto de estudio randomizado controlado con placebo (Cheing et al., 2005) publicado en la revista científica Journal of Rehabilitation Medicine. El equipo de investigación intentó determinar el tratamiento más eficaz aplicando la magnetoterapia pulsátil o hielo en los correspondientes grupos control.

Las fracturas del extremo distal del radio son a menudo consecuencias de una caída sobre la mano. El objetivo del protocolo terapéutico es tanto el hueso correctamente soldado como la preservación del máximo funcionamiento con mínimas complicaciones posteriores. Relacionado con ello está también el tratamiento del dolor e inflamación que se produce en la mayoría de pacientes después de quitar el yeso. Por tanto, este estudio evaluó si la combinación de la magnetoterapia pulsátil con hielo durante cinco días puede aliviar el dolor e inflamación, así como ayudar a mover con la muñeca.

En total 83 pacientes, a los que habían quitado el yeso despué de 6 semanas, fueron divididos en 4 grupos. El primer grupo se ponía el hielo tomando al mismo tiempo sesiones de la magnetoterapia pulsátil, mientras que el segundo grupo se ponía el hielo pero en combinación con magnetoterapia pulsátil simulada. El tercer grupo fue sometido sólo a la magnetoterapia pulsátil y el cuarto, en cambio, sólo a la magnetoterapia pulsátil simulada. Los resultados fueron registrados después de 1, 3 y 5 días y comparados con los informes del examen inicial.

Basándose en la evaluación final, la magnetoterapia pulsátil de baja frecuencia demostró, en comparación con los grupos control, efectos analgésicos y curativos significativos. Después de tres días, tanto la magnetoterapia pulsátil en combinación con hielo como la magnetoterapia pulsátil sólo, aliviaron el dolor e inflamación a más de un 15%. Al cabo de 5 días se observó una mejora de 40% en caso de la magnetoterapia pulsátil combinada con hielo y de 25% con la magnetoterapia pulsátil sólo.

Al combinar los efectos del campo magnético pulsante de baja frecuencia con el tratamiento clásico de las fracturas del antebrazo se consiguen resultados mucho mejores, puesto que la magnetoterapia pulsátil alivia el dolor y estimula la curación de las fracturas del antebrazo aún más. 

Fuente: Cheing, G. et al. (2005) Ice and pulsed electromagnetic field to reduce pain and swelling after distal radius fractures. Journal of Rehabilitation Medicine (Taylor & Francis Ltd). 37 (6), 372–377.

Hielo y el campo electromagnético pulsante para aliviar el dolor e inflamación causados por la fractura distal del radio / Ice and pulsed electromagnetic field to reduce pain and swelling after distal radius fractures

http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16287669

Póngase en contacto con nosotros mediante el siguiente formulario y compruebe usted mismo el efecto terapéutico de la 3D magnetoterapia pulsátil Biomag patentada.

Zákazník

Los campos marcados con* son obligatorios.